10 versículos para ayudarte en un mal día + Imprimibles

8/3/17








¿Tienes un mal día? ¿Necesitas algo que pueda ayudarte a, simplemente, llegar hasta la noche, meterte en la cama y olvidarte de hoy? Cualquiera de estos versículos te ayudará en caso de que hoy sea “uno de esos días”.


2 Tesalonicenses 3:16 - Y el mismo Señor de paz os dé siempre paz en toda manera. El Señor sea con todos vosotros

Dios es paz. Dios da paz. En los momentos de tormenta, Él da paz en toda manera y en abundancia.

Jeremías 29:11- Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

Saber que Dios tiene un plan y un propósito para cada cosa que sucede. Saber que esos planes y propósitos de Dios siempre son para mi bien aunque haya veces en las que no sea capaz de verlo ni de entenderlo.

Salmo 50:15 - invócame en el día de la angustia; Te libraré, y tú me honrarás

Dios sabe que va a haber días de angustia, días de tristeza, días malos en nuestra vida. También sabe que invocarle, llamarle, hablar con Él en esos días, nos librará de las “nubes grises” en el horizonte.

Salmo 34:18 - Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu.

Deuteronomio 31:8 - Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.

Dios está siempre contigo, no te deja, no te abandona, no es insensible a lo que te sucede ni se mantiene a distancia. Él abrirá camino para ti en todo momento.

Salmo 46:1 - Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Dios es nuestra fuerza. Dios es quien está siempre preparado, siempre dispuesto a ayudarnos y auxiliarnos en lo que estemos pasando.

1 Pedro 5:6-7 - Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

Dios tiene cuidado de ti. Es sobre Sus hombros que podemos poner toda nuestra ansiedad, nuestra preocupación y nuestros problemas.

Eclesiastés 7:14 - En el día del bien goza del bien; y en el día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, a fin de que el hombre nada halle después de él.

Tanto lo bueno como lo malo viene de Dios. A veces pensamos que, como hijas de Dios, solo vamos a tener lo bueno. Pero también los malos días son permitidos por Dios para nuestro crecimiento.

Filipenses 4:13 - Todo lo puedo en Cristo que me fortalece

Eres más fuerte de lo que piensas. Dios dice que, en Cristo, lo puedes todo. TODO. No hay nada que pueda superarte cuando estás en Él y con Él.

Isaías 41:10 - No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

No temas y, sobre todo, no desmayes. Nunca. Dios está contigo en todo momento y siempre te ayudará y te sustentará.


Si quieres descargar los versículos, puedes hacerlo aquí –





¿Conoces a alguien que esté pasando un mal día? Comparte los versículos con esa persona, sé de bendición a otros.

¿Qué versículos te ayudan a superar un mal día? ¿A qué promesas de Dios te aferras?

Contenta en Su servicio,

Edurne



1 comentario:

  1. Muchísimas gracias por dejarnos estas tres versiones imprimibles, están preciosas y sé que ayudarán mucho tanto en mi vida , como para otras mujeres. Dios te bendiga!

    ResponderEliminar