Una oración por el matrimonio que está sufriendo

15/3/17







Amado Padre Celestial,

¡Eres tan bueno con nosotros! Gracias por ser fiel y por mantenernos cerca de Ti incluso en las ocasiones en las que nos alejamos de ti.

Sé que es fácil para nosotros sentirnos solos en las épocas difíciles. Pero Tu Palabra nos dice que no estamos solos, que podemos descansar en Ti y que Tú nunca nos dejas.

Padre, oro hoy por todos esos matrimonios que, por una razón u otra, hoy están sufriendo.

Oro por todos aquellos cónyuges que no saben a dónde dirigir su mirada hoy para buscar la ayuda que verdaderamente necesitan. Oro para que puedan volverse a Ti de todo corazón, para que seas el centro de sus vidas y puedan aferrarse a Tu amor y a Tus promesas.

Te ruego que puedas ayudarnos a amarnos cada día más y a ser agradecidos por habernos encontrado y haber formado un matrimonio, comenzado una familia, un proyecto eterno.

Haz que el perdón sea parte de nuestra vida diaria. Sabemos que podemos perdonar porque Tú nos has dado esa capacidad. Y, por sobre todas las cosas, porque Tú nos has perdonado todas y cada una de nuestras faltas, de nuestros pecados, sin dejar escapar ni uno.

Ayúdanos a hablar bien, con dulzura, sin usar palabras que hieran, manteniendo la paz y la cordura en toda situación. Ayúdanos también a pedir perdón, a confesar nuestra falta al otro con sinceridad y rapidez.

Es por Tu gran amor que sabemos cómo amar, cómo ser tardos para la ira, cómo ser llenos de misericordia y gracia para con nuestra pareja.

Padre, sana los corazones heridos, rotos, dañados. Sana las relaciones moribundas, da nuestra vida a nuestro matrimonio. Rodea nuestros hogares con tu gracia y ayúdanos a recordar que Tú nos ayudas a cada paso del camino.

Oro especialmente por esas parejas que están pasando un mal momento. Para algunas será dentro del matrimonio, están luchando con su relación, con sus diferencias, con pecado, con frustración, con expectativas que no se han cumplido, con falta de respeto.

Para otras parejas la lucha está fuera del matrimonio y están luchando con los hijos, con dificultades financiares, presiones de familiares, falta de trabajo, problemas con otras personas, enfermedad.

Ayúdanos a recordar, sea cual sea el problema en el que estamos, lo grande que eres Tú, lo poderoso que eres Tú y cómo utilizas todas las cosas para nuestro bien y Tu gloria.

Ayúdanos a mirar más allá de nuestros problemas presentes y rodéanos con Tu paz. Recuérdanos tener una perspectiva eterna y recordar el final glorioso que tendremos en Ti. Recuérdanos que Tú tienes un plan y un propósito con todas y cada una de las cosas que permites en nuestra vida.


Ayúdanos a reconocer al enemigo de nuestras almas al acecho y ayúdanos a discernir sus ataques y sus mentiras.
Protégenos de Satanás y sus estrategias, de sus trampas y sus dardos.

Ayúdanos a clamar a Ti en lugar de ir tras soluciones temporales que inventemos nosotros mismos y nos dañarán en el largo plazo.

Que las preocupaciones de este mundo desaparezcan al compararlas con Tu belleza y amor. Nada nos podrá satisfacer tal y como Tú lo haces.

Nada.

Tú eres grande.
Tú eres fiel.
Tú das gracia.
Tú nunca nos abandonas.
Tú nos guías.


Padre, elevo ante ti a cada matrimonio que está pasando por alguna dificultad. Clamo a Ti para que pongas Tu mano protectora sobre ellos, para que les des Tu guía y muevas las montañas que sean necesarias para hacer algo hermoso de nuestros desastres y fallos.

Haz que nuestros matrimonios reflejen Tu gran amor por nosotros.

En el nombre de Jesús,

Amén.

--------------------------------


¿Estás luchando con tu matrimonio hoy?  O, ¿quizás conoces a alguien que esté atravesando por un momento difícil en su relación? Ora. Ora por ellos, ora con ellos, esta oración o cualquier otra. Al Señor no le importa lo que le digamos, sino que recurramos a Él en tiempos de necesidad.

Contenta en Su servicio,

Edurne



3 comentarios: