Desde mi corazón






Si has leído El viaje de una mujer desde hace un tiempo te habrás dado cuenta de que, durante 6 años, he estado publicando un artículo prácticamente todos los lunes, miércoles y viernes.  En temporadas he publicado los 5 días de la semana, en otras tan solo un par de días por semana, pero, a pesar de las luchas y de las ocasiones en las que me he planteado dejarlo, de los cambios, de los problemas, de la conexión ¡de todo! he seguido publicando.

Hasta este mes de mayo.

No sé cuántas veces he compartido en redes en diferentes ocasiones que no tengo conexión porque nos han robado la línea de teléfono. Han sido tantas que ya me da hasta pena compartirlo. Sigo en eso. Sigo sin cables. Y cada vez que los ponen, los vuelven a robar.

Al principio me lo tomé como un tiempo de descanso. ¡Dios me está dando el descanso que tanto necesito! ¡Ja!

Cuando comencé a aburrirme de tanto descansar pensé “Quizás este sea el momento de escribir mi libro”.

Verás, desde que era niña he soñado con escribir, con publicar ¡Quería ser la nueva Agatha Christie! Y, además, ese es el paso lógico que dan todas las bloggers después de un tiempo publicando en su blog ¿cierto? Tienes que publicar un libro para ser “alguien”, para estar en las “grandes ligas”. Ya llevo seis años de blog, se supone que, a estas alturas, ya debería haber publicado algo.

Así que me puse manos a la obra y comencé a escribir.

Nada. Cero. Niente.

Siempre tengo ideas y temas en mi mente sobre los que quiero compartir. No esta vez. Estos meses en los que Dios me tenía “descansando del blog para escribir mi libro” han sido una tortura, una agonía y una frustración.

Estoy leyendo un libro que se llama Raíces Humildes (Humble Roots) de Hannah Anderson cuyo tema es, obviamente, la humildad, y en él habla sobre que nuestro orgullo nos hace decepcionarnos y frustrarnos cuando nos comparamos con otras personas o cuando las cosas no salen como nosotras queremos porque olvidamos que somos polvo.

Salmo 103:14
Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo.”

Y, al olvidar que somos polvo, y que lo único que nos diferencia de la tierra normal y corriente es el soplo divino de Dios en nuestras vidas, ponemos el listón demasiado alto y tenemos una concepción demasiado elevada sobre nosotras mismas, sobre nuestro papel y nuestra importancia.

Como lingüista, me encantó leer el estudio filológico que hizo sobre las palabras “humildad” y “humanidad”. ¿Te das cuenta de que comienzan de la misma forma? Eso es porque ambas vienen de la misma raíz latina “humus”. Tierra.

La humildad comienza al recordar de dónde venimos. La humildad comienza al recordar que ser humano es ser polvo.” - Hannah Anderson, Humble Roots

Déjame decirte que en estos meses he recibido una enorme lección de humildad por parte de Dios. Me he dado cuenta de que mi frustración, mi angustia por no ser capaz de escribir ese dichoso libro no son nada más que el resultado de mi ego.

Sip.

Nos vemos intentando estar a la altura de otros para probarnos a nosotros mismos que somos tan importante como pensamos que somos. Vemos a amigos conseguir logros, quizás incluso en el ministerio, y eso nos hace sentirnos más pequeños. Así que, en privado, nos recordamos a nosotros mismos nuestros logros para hacernos pensar que somos tan necesarios como ellos.” - Hannah Anderson, Humble Roots

Pues eso, una lección de humildad.

Finalmente me encontré entre lágrimas, pidiéndole perdón a Dios y poniendo delante de Él el deseo en mi corazón. Sí, quiero escribir. Sí, me gustaría ganarme la vida publicando libros y haciendo lo que amo. Pero no de cualquier manera.

Dios conoce el deseo de mi corazón y, en Su tiempo, y si es Su voluntad, lo concederá. Pero, y ahí es donde comenzaron las lágrimas, tuve que decir en voz alta y sacar desde lo más profundo de mi ser un: “Tú sabes mejor que yo. Y si ese libro o ningún libro nunca llegan, igual estaré contenta en Ti.”

Quizás nunca lo haga, quizás nunca llegue mi momento, quizás Dios tenga otras cosas para mí. Pero igual estaré contenta e igual seguiré escribiendo en este rincón cibernético en el que me encuentro contigo. Aunque no tenga buena conexión, aunque solo pueda escribir de vez en cuando, aunque todos los demás hagan otras cosas, yo estaré contenta el Él y en lo que sea que tenga para mí en cada momento.

Soy una simple bloguera. Y no tengo pretensión de ser nada más si no voy de la mano de Dios.


Salmo 38:9

“Señor, delante de ti están todos mis deseos, y mi suspiro no te es oculto”

Amiga, el suspiro de tu corazón no le es oculto a Dios.

Delante de Él están todos tus deseos y el suspiro de tu corazón no le es oculto. Él sabe. Él sabe qué es lo que más deseas. Quizás sea sanidad, quizás sea algo material, quizás sea un trabajo, un esposo, hijos, la reconciliación con un ser querido, algo espiritual… Dios lo sabe.

Ahora bien, déjame decirte que sí, Él lo sabe, pero que quizás el deseo de tu corazón no sea Su voluntad para ti, o no sea Su voluntad para ti en este momento. Y debes estar preparada para escuchar un “no” o un “todavía no” de parte de Dios y estar, de igual manera, contenta con lo que Él tenga para ti en este momento.

Sí, lo sé. Esa es la parte difícil. Tan solo recuerda que Él tiene planes y propósitos perfectos para tu vida (Jeremías 29:11), que Él te ama con amor eterno (Jeremías 31:3) y que Él, de alguna manera que no comprendemos, utilizará todo lo que suceda… y lo que no, para tu bien (Romanos 8:28).

Que Dios me recordara en este tiempo en que he sentido la espada de Damocles sobre mí con respecto al dichoso libro y a qué hacer con mi tiempo al no tener conexión, ha sido una lección de humildad como hacía tiempo que no recibía. Ha sido terrible para mi ego… pero necesario para mi alma.

Así que aquí sigo, como una simple “blogger” con problemas de conexión y sin libro… pero contenta en lo que Él tiene para mí en este tiempo.

Nunca mejor dicho…

Contenta en Su servicio,

Edurne

¡Hasta que me pueda volver a conectar! Gracias por seguir ahí.

Comentarios

  1. Gracias bella Edu por tus palabras. Dios te bendiga grandemnte y gracias por recordarme la cita que todo este día Dios ha hablado a mi corazón (Jeremías 29:11) y conincido contigo Dios concoe los desesos de nuestro corazón y si es su voluntad los concedera y si no debo seguir teniendo un corazón agradecido porque lo que tengo hoy y lo que puedo hacer hoy lo debe glorificiar. Te quiero mucho bella mujer, como le digo a mi esposo eres mi mentora y la persona que DIos me puso para seguir creciendo en su caminar. ♥

    ResponderEliminar
  2. Bella Edurne! Dios contigo! Bendices mi vida desde hace años, recibe un abrazote!
    Te amo en Jesus!
    Dina Flores

    ResponderEliminar
  3. Beautiful my dear friend! Well said. I too have sit back and refocused on where God wants me to be and what He wants me to do. Like you on blogging. I started blogging in 2006, was happy with it.. then in 2012 I took a break from it. I still write but I don't publish ... haven't felt God telling me to do so. Much love to you and always in my prayers. -Martha

    ResponderEliminar
  4. hola Edurne me gustaron las citas de salmo que das en este artículo. La conexión perfecta es la que damos con el Cielo y lo que tu corazón escribe en con tus dedos es el momento preciso y consiso, como sueles decir. en la voluntad perfecta del Padre Eterno. Seguimos conectadas. Descubrir este blog hoy ha sido una bendición. Así que lo que Dios ponga en tu corazón para bendecir las conexiones se abrirán en el momento perfecto. Dios te Bendiga!!!

    ResponderEliminar
  5. Eres una bloguera, una magnífica globera y una buena escritora. Y tienes un corazón de oro y un alma grande. Todo lo que escribes conforma mucho más que un buen libro: es muestra de un ser humano excepcional.

    ResponderEliminar
  6. Hermosa y profunda refkexion mi Edurme. Gracias por compartirte y confesar genuinamente lo que hay en tu corazon. Me quedo con esto tan tuyo, que me conmovio: "Y no tengo pretensión de ser nada más si no voy de la mano de Dios." Amén! Hoy te conocí...lo celebró y te seguire, DiosTeBendice.
    Seluna

    ResponderEliminar
  7. Solo quiero decirte que te amamos te extrañamos y que eres una mujer muy usada por Dios,he aprendido mucho con tus enseñanzas y decirte que Dios cumplira tus deseo,Dios cumple los deseo de nuestro corazón cuando esos deseo están entrelazados con los de él,que Dios te bendiga, en el nombre hermoso de nuestro Señor Jesucristo, te he mandado un correo privado para cuando puedas aceder a la red, te extrañamos mucho Edurne.Atentamente Elena.

    ResponderEliminar
  8. Siempre pensé que todo lo que es vía tecnología es ffrio y sin sentimiento.... pero cuando te conocí (ciberneticamente) te quise, te quiero muchísimo. Dios te usa de manera constante para bendecirnos, sos una persona preciosa. A veces pienso... wauuu en serio le pasa lo mismo que a mi,no soy ET!?!, jaja es tan importante saber que no estamos solas . Te quiero y extraño ..Dios te bendiga
    p/d: vos y tu familia siempre en mis oraciones :)

    ResponderEliminar
  9. Amiga Edurne, gracias por volver con nosotros y compartir cosas de tu alama, eres un ángel que Dios nos envía.

    ResponderEliminar
  10. Es demaciado lo q Dios ha bendecido mi vida a través de tus escritos
    Dejarnos usar donde el disponga
    EL SABE

    ResponderEliminar
  11. Anónimo13/8/17 1:49

    solo una conexion vertical permite escribir con el Corazon y con amor p otros,bendiciones en lo personal,a tu esposo y a tus tres tesoros,por ser una guerrera estando donde te encuentras.gracias a Dios x personas como tu

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado muchísimo tu reflexión Edurne. Yo también soy una simple bloguera muy contenta. Aunque tengo que decirte que de igual manera tengo ese mismo sentir, escribir un libro algún día. Pero esperaremos en nuestro Dios, en su voluntad que será lo mejor, estoy segura, un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Buenas noches Edurne, yo quiero agradecerte por tus enseñanzas, llegué a tí gracias a Dios buscando cómo orar por mis hijos adolescentes y por mi esposo, y llevo casi un mes haciéndolo con toda mi fe, gracias.

    ResponderEliminar
  14. Olá, paz do Senhor. Estava pesquisando e por acaso, ou melhor, uma Coisa de Deus, achei o seu blog. Estou gostando muito das suas reflexões. Deus continue abençoando a tua vida e o seu blog.

    ResponderEliminar
  15. Karla Arredondo6/9/17 12:11

    Dios siempre llega a tiempo y te está preparando para cosas grandes y extraordinarias, porque el mira tu corazón y es conforme al suyo porque a pesar de tu humanidad compartes de tu sabiduría para que otros podamos obtener mejores resultados en nuestra vida cristiana, vivirla y deleitarnos en Ella, y no eres una simple blogger, eres la hija del Rey. Te admiro.♥

    ResponderEliminar

Publicar un comentario