Tu versículo favorito – Josué 24:15





Hace poco compartí uno de mis versículos favoritos y les propuse que ustedes compartieran los suyos también para escoger algunos de esos versículos al azar y hacer algunos devocionales analizando esos versículos en profundidad. El versículo de hoy es Josué 24:15, el favorito de Alma Leticia Villela.

---------------------------------------------------------



Josué 24:15

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

En el capítulo 24 de Josué, este, como líder del pueblo de Israel tras la muerte de Moisés, reúne a los ancianos, los jueces y los oficiales y a todo el pueblo y les recuerda todo lo que Dios ha hecho por Israel desde Abraham hasta sus días.

Después de este recordatorio, Josué hace una exhortación al pueblo y les lanza un desafío:

Josué 24:14

Ahora, pues, temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová.”

Josué había puesto ante sus ojos un resumen completo de las obras maravillosas que Dios había hecho por ellos y les recordó las bendiciones con las que les había colmado. Después de eso, les pide tres cosas:

Temed a Jehová
El principio de la sabiduría es el temor de Jehová. Sabemos que el temor a Jehová no es miedo ni terror, es reverencia. Es honrar y glorificar a Dios con nuestra vida. Es saber que Dios es un Dios Santo y Justo que no permite el pecado en Su presencia y vivir conforme a eso.


Servid a Dios con integridad y verdad
Josué no solo pide que el pueblo sirva a Dios, sino que le sirva bien. Incluso en la iglesia o en el ministerio, incluso cuando estamos acostumbradas a trabajar en la obra del Señor, necesitamos examinar cómo lo hacemos. No podemos servir por compromiso con hombres, por temor a quedar mal, por ganar puntos o por cualquier otra razón equivocada. El servicio a Dios debe ser íntegro y verdadero. Debe ser por las razones correctas. Debe estar basado en el amor de Dios y en el amor a otros.


Quitad de entre vosotros los ídolos de Egipto
Aquí Josué lo dice claro: quieres servir a Dios, quita los ídolos que trajiste del otro lado del río. Saca de tu vida todo lo que no sirve, todo lo que le quita el primer lugar a Dios en tu corazón. Cada una de nosotras tenemos distintos ídolos que nos alejan del Señor. Sigamos el consejo de Josué y quitémoslos de en medio. No le quitemos a Dios el primer lugar con nada.

Tras esta arenga al pueblo de Israel, Josué deja claro lo que él va a hacer. Él va a ser el primero en cumplir las tres cosas que le ha pedido al pueblo y hace un voto de compromiso:

Josué 24:15

Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.”

Josué no se anda con tonterías. Les dice claramente “me da igual qué hagan ustedes, yo lo tengo claro. Voy a servir a Dios y voy a ocuparme de que mi familia lo haga también”.

Todas tenemos que tomar la decisión de a quién vamos a servir. Si te das cuenta, no tenemos la opción de no servir a “alguien”, eso no sucede. Si no servimos a Dios, aunque sea de manera inconsciente, estamos siguiendo y sirviendo a intereses económicos, a nosotras mismas, al mundo o incluso a Satanás. Así que, ¿a quién estás sirviendo? Asegúrate de que tu respuesta sea Dios.

Josué escoge servir a Jehová. Y no solo eso, sino que hace el compromiso de que su casa, su familia también le sirva. Nosotras no podemos obligar a nadie a servir a Dios, eso tiene que salir del corazón de cada uno y forjarse a través de la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas. Pero sí podemos ser de influencia para las personas a nuestro alrededor y mostrarles a Jesús con nuestra vida.

Una vida comprometida a Dios y a Su servicio es de ejemplo y de ánimo para otros. De manera que tu compromiso importa. ¿Qué vas a escoger hoy para ti? ¿Qué vas a escoger para tu casa? Es tu decisión.

Contenta en Su servicio,

Edurne

Comentarios

  1. Sí mi amiga Edurne, tener la convicción de que lo que cuenta en nuestra vida es agradar a Jesús, nos impulsa y anima.
    mil gracias por tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  2. y... ¿cómo puedo hacer yo para tener esta convicción de la que hablas? si yo supiera...

    ResponderEliminar
  3. Lindo análisis de este hermoso verso de Josué, cada día necesitamos saber a quién vamos y estamos sirviendo, y que solo sea a Dios!!, gracias Edurme.

    ResponderEliminar
  4. Edurne te agradezco tu esfuerzo en servir al Señor y darnos estos materiales tan buenos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario