Recursos misioneros para niños





La semana pasada compartía en Dulce Fragancia un artículo llamado Estar en el que hablaba sobre lo que para mí significa estar presente en la vida de mis hijos. Una de las cosas que mencionaba era el tiempo de lectura con los niños antes de acostarse y cité el libro que estamos leyendo, que era una biografía de Gladys Aylward.

Recibí algunos mensajes ese día preguntando sobre ese libro y sobre otros que hablaran sobre misioneros. Así que hoy voy a darte algunos recursos que he encontrado en la red para hablar a los niños sobre misiones y misioneros.

Para nosotros, como familia misionera que somos, leerles a nuestros hijos historias sobre otros misioneros en otras épocas y en otros lugares del mundo, nos ayuda a abrirles la perspectiva a la obra misionera. Es decir, no solo hay misioneros aquí en la selva como nosotros, hay misioneros por todas partes.

Y, aún más, hay necesidad de misioneros en muchas partes del mundo. Y esto nos ayuda también a practicar la oración, a orar por misioneros, por misiones y por creyentes en todo el mundo.

También nos ayuda a mostrarles cómo Dios obró en la vida de otras personas. Como familia ha habido muchos momentos de dificultad en los que lo único que nos ha sostenido han sido la obediencia y la fe. Ver la manera en la que otros misioneros se enfrentaban a situaciones que a ellos les resultan conocidas, les ayuda a ver la mano de Dios y a aumentar su confianza en la manera en cómo Dios obra en favor de los suyos.

Por último, estas historias les muestran de primera mano cómo vivir la fe, cómo depender de Dios, cómo orar, cómo servir… lecciones que me gustaría que ellos aprendieran a poner en práctica a medida que crezcan.

Voy con algunos recursos tal y como mencionaba al principio:

Libros de biografías misioneras para niños en español –

Héroes Cristianos de Ayer y hoy (editorial JUCUM) con biografías sobre Eric LIddell, Jim Elliot, David Livingston, Corrie Ten Boom, Hudson Taylor, Amy Carmichael y muchos otros.


Son libros que pueden leer solos a partir de 10 años (o cuando lean con fluidez) o que tú puedes leer con ellos si son más pequeños. Son largos, hay que ir leyéndolos poco a poco y por capítulos para poder comprenderlo bien.






En mi caso, no tengo una librería cristiana cerca ni me llegan paquetes de Amazon, así que los compro en versión Kindle y los leemos en la tabla. Pero esta opción está solo disponible para libros en inglés –


"Christian Heroes:Then & Now"  versión Kindle en Amazon (solo en inglés) 





Buscando en la web encontré estas dos páginas con recursos sobre misiones para niños




En Youtube también se pueden encontrar videos de Christian History Institute y La voz de los mártires sobre biografías de misioneros y cristianos prominentes para niños. Entre ellos:









Espero que estos recursos te sean de utilidad y sirvan para que tus hijos (¡y tú!) o los niños de tu escuela dominical puedan conocer vidas de personas que sirvieron a Dios y encienda en sus corazones el fuego por las misiones.

La gran comisión de Mateo 28:19-20 es clara:

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”

Todas las naciones, todos los pueblos, en todas las lenguas deben tener la oportunidad de conocer al Salvador. Y eso es tarea de todos: de los que van, de los que oran por los que van y de los que sustentan económicamente a los que van.

Hacer misiones es tarea de toda la iglesia local, no solo de los que estamos en primera línea de batalla. Ojalá podamos levantar una iglesia local que ame las misiones y que apoye misioneros alrededor de todo el mundo. De esa manera estaremos cumpliendo con el mandato de Dios dado en Mateo 28 y ayudando a extender el evangelio a cada rincón del mundo.

Contenta en Su servicio,

Edurne



Comentarios

  1. Saludo Edurne 🙋
    Que gozo poder escribirte y es q llevaba muchos días queríendolo hacer y no había podido.
    Quiero darte las gracias de corazón por todo lo q públicas, para mí está siendo de mucha bendición.
    Yo como venezolana y viendo en tu país natal. Le pido a Dios poder llevar a mí hijo cuando así el Señor lo permita, para que pueda conocer el trabajo tan duro ( por los recursos económico) pero a la vez tan hermoso que ustedes como familia hacen para gloria de Cristo.
    Orando hermana por tí, por tu familia y por tan hermoso ministerio que el Señor Jesus les a dado. 🙇🙏🙌

    ResponderEliminar

Publicar un comentario